Esta exposición cuenta con obras de pequeño y mediano formato, realizadas con diversas técnicas que pretenden representar de forma metafórica, lo que es vivir con drepanocitosis, la enfermedad hereditaria que más muertes causa alrededor del mundo.

Esta es la primera vez que se divulga esta enfermedad por medio de obras de arte en nuestro país, esto a pesar de que la drepanocitosis fue declarada un problema de salud pública por el gobierno de Costa Rica, el interés social por prevenir y concientizar es poco.

Para realizar estas obras conté con el apoyo de personas que padecen esta enfermedad, los cuáles contacté gracias a la única ONG en Costa Rica que trabaja en pro de esta población:  FUNDREPA, Fundación para la Investigación y Apoyo a Personas con Drepanocitosis. 

Para la creación de cada obra fue indispensable conocer el contexto en el cuál viven estas personas y para ello su testimonio de vida fue fundamental.  La propuesta de crear a partir de materiales médicos, es la mejor manera de comprender cómo es vivir cada día de nuestra vida inmersos entre tanto dolor y sufrimiento, estando rodeados de medicinas hasta en las cosas más cotidianas.

Los materiales con los que realicé las obras: las pastillas, jeringas, rayos X, envases de medicamentos, entre otros, fueron implementos que los pacientes me brindaron. Estos están vencidos y no se pueden ingerir.

Pretendo con esta exposición, dar a conocer un poco de esta realidad de la cual todos somos vulnerables y pocos los interesados.

Esta exposición se lleva a cabo con la colaboración de Martín Chaves, Diseño escultórico de la UCR. Además de todos los pacientes que brindaron implementos médicos.

Melissa Chaves, Diseño Gráfico.